domingo, 27 de noviembre de 2011

Los Alebrijes

Los Alebrijes
 Para quienes gustamos de las tradiciones  y de todo aquello que contribuye a identificarnos con el gusto por lo nuestro, les presento parte de una colección de fotografías, son paisajes citadinos que quedaron gravados en nuestra memoria del último viaje que realizamos al Distrito Federal.
Nos hospedamos, mi hijo, mi esposo y yo en un Hotel del Centro Histórico, el centro es como un libro de historia, a donde quiera que dirigimos nuestra mirada, vemos algo que aprender, algo que admirar, el Templo Mayor, los museos, la Catedral Metropolitana, las construcciones coloniales; el 2 de noviembre 2011,  temprano en el  zócalo  pudimos admirar una exposición de Alebrijes , esta es una palabra en caló ( dialecto gitano) que significa cosa enredada, difícil y de tipo confuso o fantástico, son animales mitológicos o de pesadilla, pero también alegres y simpáticos, hechos de papel maché o madera y pintados con diseños alucinatorios y colores muy brillantes, recuerdo este comentario “ aquí Dalí se daría Vida”.  
El origen de los Alebrijes es misterioso y confuso. Una versión dice que un señor llamado Pedro Linares López  artesano de papel maché, tuvo la revelación cuando cayó enfermo a edad de 30 años en 1936, “ mientras estaba en cama inconsciente, soñaba un lugar extraño e interesante, algo como un bosque, donde las rocas, nubes y animales se convertían en cosas extrañas; en animales desconocidos,  vio un burro con alas de mariposa, un gallo con cuernos de toro, un león con cabeza de águila,  todos los animales gritaban una sola palabra         “¡ Alebrijes!”, Pedro, quiso escapar, se hecho  correr y salto por una ventana , en ese momento despertó  y descubrió que estaba curado , quiso dar a conocer estos animales y los modelo en papel  maché , se hizo famoso y viajó por todo el mundo.
Otra versión cuenta que un artesano oaxaqueño Manuel Jiménez, maestro en talla de maderas fue el primero en crear estas figuras quiméricas. Las ramas de copal que Manuel recogía de la montaña, de contornos retorcidos y sugerentes, lo inspiraron para tallarlas en forma de animales fantásticos, tomado de “Genialidad y Color” de Florencia Podestá Rev. Bleu & Blanc Sep.2010.
Durante el recorrido por más de doscientas esculturas de Alebrijes de gran tamaño, no dejaba de sorprenderme con cada figura, la manifestación de creatividad y de imaginación, no cabe duda lo fantástico que somos los mexicanos. Aquí están algunas de las fotos.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada